miércoles, 4 de marzo de 2009

Yo te pregunto



Yo te pregunto a ti, viejo puente que descansas sereno bajo una mano abierta
que te sujeta a este lado del Río mientras del otro pervive una niebla densa que todo lo oculta:


¿Qué sería para alguien un latido enorme en medio del silencio mortal de la mentira descubierta?
Quizá la constatación de lo siempre temido mas nunca aceptado.
Quizá el bronco susto del golpe revelador inspirado por la fe del momento.
Quizá la llamada, el aviso antes de caer al acechante abismo hambriento cuanto más cebado.

Tantas lunas pasadas ya bajo el atronador silencio cruzado de las mismas cobardes miradas, cómplices en la mentira entre los gritos trepanadores de fieras domesticadas por el gran can.



¿Qué sería para alguien si tras el latido mortal la presa que embalsa los deseos abriera sus compuertas?
Quizá lustros de rabia contenida fluyesen desvanecidos entre crestas de efervescente alegría.
Quizá los albañiles del silencio descubiertos en su silente tumoración vieran como propia la autoinmolación de sus luces fruto del artificio y la falsa revelación.
Quizá miles de voces al unísono descubrieran su propia voz callada y a ratos vencida por el falso Tántalo que se propuso los sentimientos humanos devorar sin más.


Mas tantas voces como nereidas brotarán desde semejante mar de vieja y silenciosa oscuridad para devolver lo amable, lo humano, lo malo y lo bueno a las lindes de tal océano que lo alumbre entre faros que pronuncien a luz en grito la palabra


¡¡¡LIBERTAD!!!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Quizá vuelva a tener sentido el frágil hilo de la esperanza,
tan tenue que lo dimos por perdido
en este mundo de desencanto y desconfianza
y podamos volver a creer en aquello tan lejano
que cayó en el olvido de la juventud ante el paso arrasador de la realidad,
volver a creer en aquellos sueños imposibles,
que contra esperanza
por fin hoy sabemos
son posibles.

Alfonso dijo...

Pues ojalá,libertad en grande y en rojo. Vivos. Y libres. No haría falta cruzar asustados a otras orillas.

Menda dijo...

Cierto. Libertad en rojo, en mayúscula y enfatizada.
Ya queda menos para el 14 de Abril.

DianNa_ dijo...

Tantas preguntas y tan pocas respuestas que quizás nos las de el tiempo si logramos liberarnos.

Me gusta leerte :)

Besos y buen fin de semana

lola dijo...

Me gusta ese poema o reflexión, la libertad es lo más apreciado después del amor a la vida misma.

Abrazos.