viernes, 11 de diciembre de 2009

Vuelta a la mar, Vuelta a soñar




Aferrado al gris plomizo de la torreta

como viejo puente de soñado bajel

brillan tus ojos a cada golpe de mar

que recio inunda tu rostro de agua y sal.



Jornadas de tedio entre humana soledad

 que de todos se hace en solemne hermandad.

Calmas insomnes de espera en noches de luz

hasta escuchar el rugir temible de la mar

enfurecida por vientos y traicioneros deseos de mal.



Bravo Capitán, disfruta en tu navegar

enjuagando uno a uno tus días como millas recorridas

sin otro aliento que lograr  un día  con fuerte vendaval

por cada cien días henchidos de pura asfixia sin viento

que  tu valor y pasión  tal día lo dará siempre como ciento.






A vos os digo vieja Vida perdida por recuperar

¡Dadme el mando de un buque

y en nada de mi os habréis ya de preocupar!




Entre la miseria de la guerra  existe la ilusión de la navegación.

3 comentarios:

Armida Leticia dijo...

Desde México, un saludo y un abrazo pre-navideño.

Menda. dijo...

Ostras, y yo esperando un video musical y me encuentro con esto..... Casi me revientan los oídos, jajajajajaj.

Alfonso dijo...

Poema marítimo que me ha gustado mucho, tanto como el mar. Te seguimos leyendo :)