sábado, 29 de septiembre de 2007

La Nada

Me quiere echar de sus fronteras
mientras el Sol aquí me calienta
y me devuelve el son.

Las fronteras las guarda mi ilusión
de esa Nada que ¿sueña? con entrar
deseando violar esta inmensa intimidad.

Lugares comunes de universos privados
lugares donde lo real no es posible cumplir
pues ha vencido la luz fantástica de la estrella fugaz

Que nadie se atreva robar luces secretas
que solo tus ojos pueden gozar
que nadie suba al bajar, ni corra hacia atrás

Allí donde el alma se une con el cerebro
donde todo es cierto, todo es real
para quien sueña, quien vive,
de quien quiera aunque no pueda.

Resiste, lucha, no dudes pues lo que ves no es.
Que no te mienta la duda que lucha por entrar.

4 comentarios:

húsar dijo...

tu contra la nada. que relato mas peculiar!


saludos!

Blas de Lezo dijo...

La nada nos rodea, observa los rostros de los viandantes de tu ciudad , en algunos de ellos la podrás encontrar totalmente alojada.
¡Resiste, husar!

Anónimo dijo...

Robarte, no quisiera,
una línea
de tan fantásticos relatos,
o de tan lúcidas reflexiones,sueños o inquietudes,
mas,
en mi timidez osada,y
dado que el anonimato me ampara,
me atreviera a pedirte,
las dos últimas columnas,
esas que llamas pilares
...de la sabiduría.
Y dos razones sustentan
tan osado atrevimiento,
por una parte,
el seguir disfrutando de tu talento
y por otra,
cierta curiosidad por...
¡Uy! Se acabó la tinta y el valor.

Nueve sastres

Blas de Lezo dijo...

Anónimo que tal cosa escribes
por este retraso, pues en ello me ando,
¡Pardiez!, ¡no dudes!.

Gracias te doy, yo las de vos no las merezco
Pues solo un pálido reflejo intento,
y a veces ni siquiera es eso lo que alcanzo.
De lo que mis meninges osan
por mas que las cerceno, por mas que eso,
estas van y van y nunca terminan.

Escribo por vos y por tantos como los que así me leen

gracias por cien os envío que asi las recibáis y pues así las merece
éis.

Blas, el de lezo que así me llaman