lunes, 3 de marzo de 2008

________Dios, Palabra y Voluntad.

De nada le sirve rezar al que cree, de nada
de nada sirve creer al que dice la verdad
de nada sirve escuchar al que te habla, de nada
de nada sirve ser persona y aceptar la dura realidad.
Si, tú que lo lees con la mirada esquinada tras el vago sonido
de una música que cada día taladra más tu vacía conciencia
buscando el escrúpulo humano para el que nunca fuiste escogido,
que ves en los ariscos canes reflejados tus propios miedos.
De nada sirve una sola palabra, tierna o cierta, compasiva o temblorosa
pues no queda nada por decir a un cadáver envuelto en honra dudosa.

Dios, palabra y voluntad, tres palabras que dos son para mi,
susurran juntas lo mismo, llevándote hacia ese lugar
donde el final roza el principio, donde no llegan los que no creen
que los clavos no clavan, que son tus manos las que en su golpear
el duro metal de la terquedad abren paso con su voluntad a la palabra.


4 comentarios:

July dijo...

BLAS:
Muchas gracias por tus palabras de animo, seguimos en contacto....un abrazo......

SOMMER dijo...

Lo dicho Blas:
De nada sirve...
Abrazos.

Alicia María Abatilli dijo...

Yo creo todo lo contrario, creo en el poder de la palabra salvadora.
Excepto, por supuesto, cuando la muerte se acerca, ahí ya no hay palabras, silencios quedan. Pero en todos los demás casos, la palabra sirve, tu palabra esencialmente.
Un abrazo.
Alicia

José Luis dijo...

De nada sirve que quisiera leer, si no hubiera textos tan apetitosos como a los que nos tienes acostumbrados...

Hermoso, sí me gustó.

Un abrazo amigo, desde México para ti.

Buena salud a todos.