lunes, 2 de junio de 2008

¡Proa a la Mar!

Nubes grises, frio el viento soplando del oeste.
húmeda sensación después del rudo navegar
desde aquella isla que misterios nos hizo albergar
Recuerdos que se agolpan mientras cierro mis ojos para poder verte.



¡Tierra! Grita el gaviero ¡por estribor la veo!
mis ojos abiertos no reciben su seco sabor,
mis oídos ya ven su perfume salvador.
Mas no deseo arribar donde lo real es falso,
donde lo falso se vende por lo real sin pudor.

¡Caña a babor! ¡Proa a la mar! Donde el miedo es real.
Bajo la quilla de nuestro sueño reposan mil pecios
con derrotas de sueños que ya nunca arribarán,
sobre nuestra quilla revolotean los nuestros inquietos
esperando que seamos salvos por fin a llegar.






Sin saber navegamos, marcado los rumbos con seguridad,
sin saber que no somos sino gotas entre tamaña inmensidad,
sin saber que las estrellas que vemos seguro muertas están.
sin saber lo que navegaremos, ni donde arribaremos.

Se termina la fuerza del Viento y a la Marea yo demando:
Que ella sea quien decida donde deban mis huesos reposar
mientras mi mente vuele a espacios tan inmensos como haya sido capaz de soñar.



6 comentarios:

Armida Leticia dijo...

Con venturas y desventuras,en el mar, como dice la canción: ¡La vida es más sabrosa!

Saludos desde México.

nomadaempapado dijo...

¡Proa a la mar!
El destino.
Mi destino.
Donde el miedo es real.
Donde el sueño es real...
...¡Donde la vida es real!

Lúcida dijo...

Quién puede dejar de soñar ante tan espléndido vivaje.

Saludos

Joha Zuluaga dijo...

Solo puedo declara y confesar que tengo envidia, envidia por un viaje hermoso, e inspirador...Espero hacerlo pronto. Abrazos. vistame en http://johanazuluaga.blogspot.com/

SOMMER dijo...

Carajo Idoeta, qué guapo sales.....

Besos amigo (sin mariconadas)

Alicia María Abatilli dijo...

Nada por declarar... Buen viaje y a la mar.
Un abrazo.
Alicia