viernes, 26 de octubre de 2007

Hay Árboles

Hay árboles que dan color al otoño
mientras los pájaros van haciendo sus maletas
para buscar refugio al sur de las islas
donde los cálidos colores alimenten sus retoños.

Hay árboles que todo lo muestran.
En ese desnudo integral casi impúdico
sus lágrimas acarician la tierra en su lento planear.
Mientras las ramas como esqueletos al frío se aprestan.

Hay árboles que caminan sin pensarlo
ampliando su horizonte hacia lo alto
esperando una ráfaga de viento retador
que le permita demostrarse fuerte y con vigor.

Hay árboles que arden sin quemar
que ya secos no aspiran a más
que una suave y fugaz brisa que los haga quebrar
para de forma final por fin descansar.

Hay árboles que cantan en grupo
pues les aterra la soledad.
En grupo se sienten seguros
que no les atrape la libertad.
La que si das entrada quizá te enseñe a amar
para descubrir que su raíz nunca le dejará escapar.
¿Y tu árbol?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay arboles recios,
castigados por crueles temporales
y aridos vientos,
que al amanecer,
embebidos en rocio,
despliegan sus hojas
en frescor, cobijo y suenyo.

Gracias

Sahara

Alicia María Abatilli dijo...

En cada estrofa de esta poesía, encuentro algo que define mi árbol.
Quizás en el mío sus raíces son poderosas, y el ramaje puro sueños, quizás por eso, siempre me quedo en el mismo lugar, aferrada a mi tierra, ni la peor tempestad me puede arrancar, sin embargo hay algo que me invita a volar.
Gracias, muchas gracias por tu decir.
Alicia.

Imagine Photographers dijo...

Preciosa poesía, invita a reflexionar