jueves, 17 de julio de 2008

A Mi Buen Don Martin

Decisiones que encierran valor en su propio devenir,
miedos que nacen ante el mismo umbral de tamaña acción
por ser quien cree ser, quien debe ser sin mayor demora
por sentir su pertenencia a quienes con él compartirían la ultima hora.
Diez almas y un solo corazón, remando al mismo pálpito
Tensión entre tanta sal mezclada de procelosa e inmensa mar.

Silencio, entrecortada la respiración.
Ante el reto, sus hermanos de mar aprietan los dientes
jirones de la propia piel darían por junto a ellos remar
y encontrar la incógnita enemiga por el azar
de un poder que divino se cree, cuando en verdad es terrenal.
Posesiones, tesoros, conquistas como destinos de mar.




¡Larga el garfio, haz la señal!, muerde el filo con pasión
no lo esperan, solo combaten su fuego y terror,
hombres que en otro idioma expresan el mismo dolor
el miedo, los sueños, la venganza, el amor.
Son hombres que diferentes se ven aunque iguales son.

Maldito poder, maldita religión
maldito egoísmo, maldito deseo de posesión.
Maldita ignorancia llave de tanto dolor
hacedora de llanto por la oculta y sempiterna razón
que mueve montañas de mar y olas de tierra:
avaricia, despotismo regio, odio, ciega religión.

Arriesgar para vencer
así lucha el que busca triunfo y gloria.
Arriesgar y convencer
así lucha quién desea unir ilusión con pasión.


1 comentario:

Rastrodesusurros dijo...

Impresionante blog, impresionante el video de Blas de Lezo, me metió tal curiosidad en el cuerpo que tuve que leer mas sobre Patapalo :) Vaya heroe!

Me gusta como escribes, y todo tu blog en general. Suerte haber llegado a este rinconcito :)

Como te he encontrado? Pensé que alguien mas que pusiera La historia interminable como peli favorita debía de ser interesante :)