lunes, 28 de julio de 2008

Navega Velero Mio


Navega velero mío, navega surcando cielos
que no son mas que mares de lugares inversos
donde se intercambian los reyes de los vientos
que igualmente soplan inflando la lona sujeta a la escota.
Lona tal que piel que tantos esfuerzos pusiste en reparar
piel que tensa se rasga si el embate vital se luce bravío.

Navega velero mío mientras enfrente no hallas quien
se una en tu latir de brega, de lucha por el sueño a batir
marinando latitudes con el ansia que brota del deseo de tierra divisar
de avistar velero hermano al que a su amura poder amadrinar.

Navega velero mío, navega sin más
pues es la mar tu propia vida
y tu estela lo que sobre ella dibujarás.

No busques más, navega sin más.
Eolo, Poseidón, tu dioses sonríen
Solo ellos saben cuando te recibirán.


“...Navega velero mío, sin temor que...”

2 comentarios:

José Luis dijo...

Nada sencillo es el pedir a nuetro barco que zurque por el mar indicado, que no anegue entre las tempetuosas aguas de un mar agitado y bravío que nos invita seductoramente a emborracharnos en sus aguas.


Lo intentaré, como tú.

Buena salud a todos.

Alicia María Abatilli dijo...

Tienes las fuerzas para lograr que tu nave vaya por el mar que prefieres y sabes que no te esperarán tormentas imposibles de enfrentar.
Tu canción la agregué hace instantes a mi blog.
Gracias por estar.
Alicia