martes, 26 de febrero de 2008

Jirones de Almas



I
Pequeños jirones de almas que esperando están
entre ardientes temblores por lo que aquél les dirá,
con sus ojos pequeños y ahítos en la codicia del mal
que los taladran, los aturden y los aprietan sin ver su final.
Jirones son, pobres almas de polluelos disfrazados de rapaz,
ocultos entre plumas sin piel con falta del verdadero alquitrán,
que alguien, que algo, que el tiempo deberá vomitar
para así poder hacer ver a su vulgo mental la propia verdad.

II
Esta locura de atar, como un dulce de sal, sin mirada fatal
es la que me hace ver lo que es lluvia como mar,
lo que es mar como estrellas en un nervioso titilar.

III
Gozosa locura es la que nos lleva la ilusión sobre ese mal
que sale de la rutina y su mecánico andar
sobre las ramas muertas de un seco invierno
y una primavera sin flor que olfatear.




Bendita ilusión inundando de vida mi pequeña alma,
bendita espera dándome vida mientras el aire me falta
por no lograr fundir reloj y mente, tempo con tiempo.
Bendito todo lo que prometa volver a sentir la flor
frente al otro, que sin saber acariciarla decide robarla
iluso mortal que su mal le confunda por no saber amarla.

2 comentarios:

July dijo...

BLAS:

Las letras que fluyen de dentro de mi alma, suelen teñir de tristeza los angustiosos días de mi existir, y solo dejándolas brotar puedo darme el ánimo para continuar...a falta de unos brazos que me rodeen....me valgo de mis propias letras para consolar a mi alma en quiebra....

Muchas gracias por tus palabras....

Alicia María Abatilli dijo...

Bendita verdad encierran tus palabras, Josu.
Bendita serenidad que acercan distancias.
Bendita esperanza que anulan dudas.

Esta poesía, Josu destiñe nostalgia, profundidad, sabiduría, todo lo que eres, niño-hombre.
Un abrazo.
Alicia